Experiencia del huésped: 4 detalles que hacen la diferencia

Experiencia del huésped: 4 detalles que hacen la diferencia 

En estos días, es cada vez más fácil encontrar sitios donde los clientes califiquen y compartan cómo fue su estancia en un hotel, por lo que debemos buscar detalles que vuelvan la experiencia del huésped inigualable. 

Y es que un cliente satisfecho no solo puede asegurarte que este mismo volverá, sino que mediante las reseñas que haga y lo que comparta a sus conocidos sobre su estadía, logrará que más personas se decidan por venir.

Eso sí, hay ciertas cosas que debes tomar en cuenta para lograr que los viajeros tengan una visita positiva y memorable en tu hotel. Por esa razón, hoy te hablaremos de 4 detalles que hacen la diferencia en un lugar de alojamiento.

¡Comencemos!

1. Integra un staff enfocado al cliente 

Los individuos que laboran dentro de un hotel son, en gran medida, responsables de cómo se sienten los huéspedes en su estadía, por lo que se vuelve fundamental la correcta selección del personal. 

Por supuesto que es necesario colaborar con profesionales que tengan la suficiente práctica y la formación educativa adecuada, sin embargo, al momento de enfocarnos en el servicio al cliente, la actitud de los colaboradores es clave.

Si se logra integrar un equipo preparado académicamente, pero que además se encuentre enamorado de su trabajo, habrá un impacto sumamente positivo en el hotel.

2. Personaliza la experiencia del huésped 

Es vital saber el motivo de la visita del cliente para mejorar su experiencia, por lo que se sugiere incluir en el motor de reservas un apartado para que los viajeros la indiquen. De esta forma, se podrán ofrecer al huésped ciertos servicios, actividades o comodidades que hagan su estadía mucho más placentera. 

Por ejemplo, si una persona tiene un viaje de negocios y necesita salir muy temprano del hotel a una reunión, se puede enviar a su habitación un plato de fruta con un café muy temprano, o bien, se le puede ofrecer algún servicio de traslado.

Lo importante es hacer la vida del viajero mucho más fácil adivinándole el pensamiento, pues muchas veces su ritmo de vida no les permite afinar todos los detalles.

3. Consiente al invitado

Este punto va muy de la mano con el anterior, se trata de hacer pequeñas cosas que puedan ser muy significativas para nuestros huéspedes. 

Los clientes valoran mucho la flexibilidad en los horarios, por lo que puedes darte a la tarea de investigar en qué horarios les viene bien hacer check-in y check-out y encontrar la forma de ofrecerles un mejor horario en caso de que no empate lo que los viajeros necesitan con lo que el hotel ofrece. Eso sí, solo realiza estos cambios cuando sea posible sin entorpecer la operación del hotel. 

Otro ejemplo puede ser otorgar un upgrade de habitación sin costo a una pareja que va de luna de miel o dejarles una nota de felicitación con una botella de vino espumoso. 

4. Evalúa la satisfacción del cliente 

No es posible mejorar una experiencia si no se pide retroalimentación a los viajeros.

Enviar una encuesta por correo electrónico o bien hacerla de manera presencial es importante, incluyendo todas las áreas de servicio por las que pasa el cliente a través de su estancia en el hotel como recepción, limpieza, atención del personal, entre otras. También será recomendable dejar una ventana abierta para comentarios generales, felicitaciones y recomendaciones. 

Mientras más conozcamos las necesidades de los huéspedes y lo que ellos valoran, así como las oportunidades de mejora que tiene el hotel, más posible será que la experiencia sea satisfactoria y el prestigio y la rentabilidad del hotel aumenten. 

¿Te pareció útil este artículo? ¿Quieres compartir algo con nosotros? ¡Escríbenos en la sección de comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *